bienvenidos

bienvenidos

sábado, 14 de julio de 2018

EL SEÑOR ARMANDO, Norberto Pannone, Buenos Aires, Argentina

 Resultado de imagen para maquina del tiempo
Imagen de: Taringa!



EL SEÑOR ARMANDO

                Esa mañana me habían llamado por teléfono para la entrevista con el señor Armando. Y allí estaba, a la espera de ser atendido por él.
Su secretaria me había hecho sentar en un comodísimo sillón, señalándome algunas revistas a fin de que atemperara la espera.
Transcurridos escasos diez minutos, la empleada abrió la puerta de un despacho y dijo ceremoniosamente:
                -El señor Armando lo aguarda.
                Me levanté de un salto y entré. La mujer salió cerrando la puerta con exagerada delicadeza.
Un hombre, de alrededor de cuarenta años me tendió la mano y luego me indicó un sillón para que me sentase. Hojeó unos papeles que estaban sobre el escritorio y me dijo:
                -Tengo aquí toda la información sobre su vida. ¿Está seguro que quiere el puesto vacante?
                -¡Nunca he deseado algo con tanta impaciencia! Respondí.
                -Bien, dijo. Sígame…
                Lo seguí por un pasillo muy largo y estrecho, al final del mismo, entramos a un cuarto pequeño, ¡y allí estaba! Se trataba de un habitáculo, al parecer, de acero inoxidable, similar a una cápsula espacial. En su interior, había una butaca. Me invitó a entrar al compartimento y me instó a sentarme. Me senté y el señor Armando, me ayudó con el cinturón de seguridad.
                -¡Buena suerte! Me dijo el señor Armando cerrando herméticamente la puerta de aquel insólito artefacto.
La máquina comenzó a girar alcanzando una velocidad ciertamente asombrosa. No sé cuánto tiempo pasó, finalmente, el artilugio detuvo sus giros. Después de algunos momentos pude abrir la puerta desde el interior y salí.
Me hallaba en medio de una plaza desierta. Caminé una cuadra y me encontré en pleno centro de la ciudad, creo que estaba justo en la esquina de Sáenz Peña y San Martín. Detuve a un hombre que transitaba por la acera y le pregunté:
                -¿Sabría usted decirme dónde están las oficinas del señor Armando?
                -Ahí enfrente. Me dijo con cierta molestia.
Crucé la calle y entré al lugar.
Me atendió la secretaria del señor Armando y me dijo que debería esperar unos cinco minutos. Aproveché para terminar de leer el artículo de una revista especializada en psiquiatría que había tenido que interrumpir en la visita anterior.
Cumplido dicho plazo, la secretaria me hizo saber que el señor Armando me esperaba.
Entré al despacho que me indicó la señorita y allí estaba el señor Armando.
Me dio la mano de forma muy cordial y se puso a examinar un informe que tenía en su escritorio que, seguramente, era una fábula de mi propia vida, o lo que muchos llaman: “Currículum vitae”.
Me preguntó de manera contundente y sin preámbulo alguno: -¿¡si de verdad, deseaba el puesto que había quedado vacante!?- Le dije que sí. Sonrió y me condujo por un pasillo largo y estrecho hasta la cápsula. El Sr. Armando aseguró el cinturón de la butaca, cerró la puerta y el cacharro comenzó a girar despiadadamente hasta que se detuvo. Abrí la portezuela y salí al mundo exterior.
Me hallaba en una calle asfaltada que parecía desierta. Esperé a que alguien pasara por allí y cuando acertó a pasar un joven, le pregunté por las oficinas del señor Armando:
                -Aquí, a la vuelta. Me respondió.
Di vuelta a la esquina y, en efecto, allí estaban las oficinas del señor Armando.
Entré y la secretaria me saludó con una sonrisa:
                -¡Buenos días señor Armando! El elegido para el puesto lo está esperando. ¿Lo hago pasar a su despacho?
                -Sí, por favor. Le contesté.
Un hombre de unos veinticinco años, se asomó detrás de ella y ésta, lo hizo pasar.
Le extendí la mano sonriente y le indiqué un asiento. Recorrí atentamente las hojas del informe que estaba sobre el escritorio y le pregunté imprevistamente si de verdad deseaba el puesto. Precipitadamente, como en si fuese decreto, me dijo que sí.
Entonces, le dije que me siguiera.
Recorrimos el largo y estrecho pasillo hasta llegar a la cápsula. Una vez allí, hice que entrara y se sentara en la butaca de la misma, ayudándole a colocarse el cinturón de seguridad.
Cerré la puerta y el ingenio comenzó a girar.


©Norberto Pannone, Buenos Aires, Argentina
De su libro “Cuentos invernales” ed. 2010




CUANDO TODO ESTÉ PERDIDO... , Joseph Berolo, Bogotá, Colombia















Imagen provista por el autor


CUANDO TODO ESTÉ PERDIDO... 

Cuando creas que la Vida está deshecha,
¡Camina hacia el recinto de una iglesia
y en silencio entrega a Dios tus exigencias!
(WTC Manhattan Once de Septiembre 2011)


Cuando cierres agotado los ojos al llegar la noche.
Cuando te falte la ternura de un feliz encuentro.
Cuando se acabe el breve instante de un derroche.
Cuando al paso surja la maldad de los violentos.

Cuando sientas lo necio de todas las contiendas.
Cuando el horror persista de tanta cruenta guerra.
Cuando ya nada quede bajo el techo de tu hacienda.
Cuando la fiera brame en los abismos de la tierra.

Cuando la muerte ronde la frontera de tus eras.
Cuando en llamas ardan las torres de tus sueños.
Cuando tu garganta sufra la sed de tanta pena.
Cuando enfermo y desvalido el cuerpo busque dueño.

Cuando se pierda toda causa entre la copa llena.
Cuando ya sin otro rumbo te acobarde la existencia,
¡Camina hacia el recinto del templo de tu vena
y en silencio a Dios delega tus otras exigencias!

Cuando abras los ojos a un nuevo día.
Cuando sientas la tibieza de un beso.
Cuando escuches el eco de una melodía.
Cuando busques el camino del regreso.

Cuando marches a cumplir con tu faena.
Cuando enfrentes la cruz de tu batalla.
Cuando sufras la sed de muchas penas.
Cuando todo parezca que a tu lado estalla.

Cuando sientas que no vale lo que fuiste.
Cuando se vaya lo mejor de tu cosecha.
Cuando pierdas todo, todo lo que hubiste.
Cuando creas que la Vida está deshecha,


¡Camina hacia el recinto de una iglesia
y en silencio entrega a Dios tus otras  exigencias!

New York Sep. 11 2001


©JOSEPH BEROLO, poeta y escritor colombiano
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA



INFIDELIDAD, Teresinka Pereira, Ottawa, USA



















INFIDELIDAD


Quizás el águila
- sin el papel de símbolo -
pueda volar con la vida victoriosa,
pasando por las ventanas
y puertas de los pueblos
para llegar donde canta
el mar, que es libre.

Pero aquí estamos atrapados
por la desesperación
del pensamiento vano
sin poder vencer el tiempo,
este enemigo transparente,
oculto en si mismo
devorando nuestras fuerzas.

¿Cómo escribir sobre
este chorro de infidelidades,
sin llorar, sin sentir
el vacío de las manos
contando los días que se van?

©TERESINKA PEREIRA, poeta y escritora brasileña
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA    


ASOLAPO INTERNACIONAL, RINDIÓ HOMENAJE A LOS GRANDES MAESTROS, EN SU DÍA, Luz Samanez Paz, Presidente de Asolapo Internacional, Cusco, Perú

ASOLAPO INTERNACIONAL, RINDIÓ HOMENAJE A LOS GRANDES MAESTROS, EN SU DÍA


Resultado de imagen para Luz Samanez Paz

LUZ SAMANEZ PAZ, PRESIDENTE DE ASOLAPO INTERNACIONAL

En el Día del Maestro, nuestro más justo panegírico a los grandes educadores de la humanidad:

JOSÉ MARÍA ARGUEDAS, DAVID I. SAMANEZ FlÓREZ, GERMÁN ALATRISTA BUSTAMANTE, GERMÁN BAUSCH BEDOYA, Asesores de ASOLAPO Internacional.

Debemos también recordar, a nuestros AMAUTAS anónimos del Imperio de los Incas que enseñaban en los YACHAYWASIS, bajo el sabio lema de "Ama Llulla, Ama Suwa, Ama Qella" I en el mundo como eternas i paradigmáticas luminarias, podemos mencionar a los grandes MAESTROS: Aristóteles, Pestalozzi, Kerchensteiner, Scharreiman, Durr, Munsterberg i otros.

AL MAESTRO CON CARIÑO
LUZ SAMANEZ PAZ

MAESTRO, que practicas tu excelso apostolado,
cumpliendo tenazmente tu sagrado deber.
MAESTRO, tus plantas peregrinas,
cuanta espina han hollado...
pero nada, ni nadie,
te ha podido vencer.
Tu voluntad de acero,
salvando los abismos,
te llevó a la cumbre
de tu supremo ideal.
No importan las fatigas i los escepticismos,
porque estás tú, MAESTRO,
con la antorcha en la mano...
señalando a tus alumnos,
el camino a seguir,
porque tú, MAESTRO,
eres el guía i la luz.



 



PARALELISMOS, Irene Aguirre, Buenos Aires, Argentina





















Imagen provista por el autor

PARALELISMOS

¡Esta tarde que llueve y el hombre que golpea,
juicioso y decidido, la pared de la casa!
Yo, mientras, voy hilando el verso que se crea
entre los laberintos que mi mente repasa!

Recorro los senderos con poética idea,
compongo   y recompongo la sutil  argamasa
tan franca , decidida  e inmersa en la tarea,
como una  constructora  que  sus versos amasa.

Letra a letra, articulo los sonidos del mundo
y equilibro sus ritmos  con singular empeño,
¡las teclas y la maza se encuentran, de repente!

¡Todo en uno, uno en todo, se devela el fecundo
golpetear  del obrero con impávido ceño,
la lluvia que no cesa, mi  corazón ardiente!


©IRENE AGUIRRE, poeta y escritora argentina
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA



Carta a mi querida Patria-9 de Julio 2018, Susana Roberts, Chubut, Argentina

Resultado de imagen para susana roberts




Carta a mi querida Patria-9 de Julio 2018

                   
            En esta fecha en que festejamos la Independencia y recordamos héroes y revoluciones, la recorro con mis años, miro al cielo e  imito pasos de un desfile que quedó en el tiempo, un tiempo simple de alegría que ruego retorne al corazón de hombres, mujeres y niños sin hambre y con trabajo sobre este bendito suelo. 
                    Te han lastimado tantas veces, como lastimaron la Libertad, la Justicia que no llega, la Paz, la Sinceridad, la Amistad y tantos valores perdidos en esta sociedad de hoy. Aquí en el sur de tu extenso y querido territorio, los días son grises, casi sin sol, apenas la danza de un viento húmedo y frio sobre muertas hojas de árboles desnudos, siempre los pájaros merodeando junto a sus pares para hablar en su idioma el libre y serio compromiso con la vida. Cada mañana ellos anuncian un nuevo día y balbucean sus debates sobre las ramas secas y oscuras del cerezo, desde mi ventana siento me dicen que no hay niebla posible que no se pueda atravesar , los veo bailar en círculo tan juntos de un extremo al otro del tejado montando para mí la escena de un sol ausente durante un invierno duro, agreste y a la vez bello en contrapunto a la primavera del otro hemisferio para darnos cuenta que la existencia está llena de matices y opuestos y que nada es tan malo ni tan bueno; en definitiva es el aprender a comprender y convivir con toda la diversidad en el círculo de vida ¡sentir maravillados como fluyen las aguas internas de nuestro ser hacia el cosmos!. Para amarte Patria hay que contemplar tu nacimiento y llevar bien frescos los valores internos de quienes la poblaron por primera vez y lucharon por la libertad, además de todo lo acontecido a través de la historia y valorar los primeros hombres de la tierra, nunca respetados, para ello hace falta conciencia, reflexión, conocimientos humanos y políticos. Hoy los ciudadanos están muy desorientados o son partidistas ya de un futuro incierto donde no veo unión en busca de soluciones; me temo patria mía siga tu sufrimiento y el de mucho de nosotros que te habitamos con el solo deseo de ver felices crecer a los hijos de los hijos en tu suelo, en paz, sin hambre, sin conflictos ni violencia.
                       Cómo siempre pienso en la situación actual contemplando el pasado, presente y futuro, clave de nuestra humanidad…¿hacia dónde vamos?, ¿de dónde venimos?...No está en mi ánimo plantear alguna política pues no soy experto en ello, vivo reflexionando ante  el desequilibrio instalado, la falta de ética en los medios de comunicación, llenos de panelistas y opiniones que desestabilizan y llevan a las personas a seguir en la duda, no en la esperanza y la construcción, así el desánimo es más fuerte y la depresión más aguda.
                        Parece mi querida Patria que solo vestimos la camiseta durante los partidos de fútbol, parece ser que la esperanza de este suelo y de la Humanidad residen en algo imposible de cumplir y necesario de revertir, está en ese mirar auténtico sin intereses, en una empatía compasiva, y en la simplicidad de vida, ayudándonos a crear valores alternativos en la complejidad…alejarnos del lucro, la violencia, el consumismo. Por último ruego patria mía los hombres dejen de hostigarse unos a otros en sus campañas al poder, de engrandecerse con promesas sin cumplir, esas actitudes los alejan del verdadero comportamiento de grandes hombres o mujeres que, como nuestros representantes, elegimos para esta tierra tan bella y generosa. Hoy te abrazo patria mía junto al consciente saber que la esperanza y fortaleza de tu gente traerá buenas nuevas sobre este suelo que elegimos al nacer.

©julio 2018-
SUSANA ROBERTS, poeta y escritora argentina
MIEMBRO GOBERNADORA CULTURAL DE ASOLAPO ARGENTINA
EN CHUBUT, ARGENTINA.



Premio Literario Casa de las Américas 2019, La Habana, Cuba

Imagen relacionada




Premio Literario Casa de las Américas 2019

La Casa de las Américas convoca para el año 2019 a la edición 60 de su Premio Literario. En esta ocasión podrán concursar obras inéditas en los siguientes géneros y categorías: a) novela, b) poesía, c) ensayo de tema histórico-social y d) literatura para niños y jóvenes. Además, se convoca a la literatura brasileña (con libros de ficción escritos en portugués y publicados en esa lengua durante el bienio 2017-2018).

Al mismo tiempo la Casa de las Américas convoca a un Premio de estudios sobre latinos en los Estados Unidos, por el que podrán optar libros que –desde cualquier perspectiva o disciplina– se atengan al tema de la convocatoria, hayan sido escritos en español, en inglés o en ambas lenguas, y publicados por primera vez entre los años 2016 y 2018, ambos inclusive. El Premio implica la publicación del libro en español y su distribución por la Casa de las Américas, así como un monto en metálico similar a los demás premios.

Los autores concursantes en novela, poesía y ensayo de tema histórico-social, deberán regirse por las siguientes

BASES

    Podrán enviarse obras inéditas en español en novela, poesía, ensayo de tema histórico-social, literatura para niños y jóvenes. Se considerarán inéditas aun aquellas que hayan sido impresas en no más de la mitad.
    En novela, poesía y literatura para niños y jóvenes solo podrán participar autores latinoamericanos, naturales o naturalizados.
    Por el premio de ensayo de tema histórico-social podrán concursar también autores de cualquier otra procedencia, con un libro sobre la América Latina o el Caribe, escrito en español. Igualmente por el Premio de estudios sobre latinos en los Estados Unidos podrán concursar autores de cualquier nacionalidad siempre que el libro se ajuste al tema convocado.
    Los autores deberán enviar dos (2) ejemplares impresos en Times New Roman 12, a espacio y medio y foliados. Las obras no excederán en ningún caso de las quinientas (500) páginas.
    Ningún autor podrá enviar más de un libro por género, ni participar con una obra en proceso de impresión, aunque esté inédita, o que haya obtenido algún premio nacional o internacional u opte por él mientras no se haya dado el fallo del Premio Casa de las Américas. Tampoco podrá participar en un género en el que hubiera obtenido ya este Premio, en alguno de los cuatro años anteriores.
    Se otorgará un premio único e indivisible por cada género o categoría, que consistirá en 3000 dólares o su equivalente en la moneda nacional que corresponda, y la publicación de la obra por la Casa de las Américas. Se otorgarán menciones si el jurado las estima necesarias, sin que ello implique retribución ni compromiso editorial por parte de la Casa de las Américas.
    Las obras serán firmadas por sus autores, quienes especificarán en qué género o categoría desean participar. Es admisible el seudónimo literario, pero en este caso será indispensable que lo acompañe de su identificación. Los autores enviarán sus respectivas fichas biobibliográficas.
    La Casa de las Américas se reserva el derecho de publicación de la que será considerada primera edición de las obras premiadas, hasta un máximo de 10 000 ejemplares, aunque se trate de una coedición o de reimpresiones coeditadas. Tal derecho incluye no sólo evidentes aspectos económicos sino todas las características gráficas y otras de la mencionada primera edición.
    Las obras deberán ser remitidas a la Casa de las Américas (3ra y G, El Vedado, La Habana 10400, Cuba), o a cualquiera de las embajadas de Cuba, antes del 31 de octubre del año 2018.
Los jurados se reunirán en La Habana en enero del año 2019.

La Casa de las Américas no devolverá los originales concursantes.

El incumplimiento de alguna de estas bases conduciría a la invalidación del Premio otorgado.

 Aporte de: Clara Lecuona Varela, La Habana, Cuba
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA