bienvenidos

bienvenidos

domingo, 22 de enero de 2017

GRANDES POETAS Y ESCRITORES de PANAMÁ

Resultado de imagen para bandera de panama
GRANDES POETAS Y ESCRITORES

PANAMÁ


 Resultado de imagen para ricardo miró
PAISAJE

Apenas si se advierte la plantilla
flotando sobre la onda. Es oro puro
que a ras del mar, de un esmeralda oscuro,
como una cinta luminosa brilla.
Y sobre ese retazo de la orilla
que sin rumbo parece e inseguro,
tienden al viento su penacho duro
diez palmas, desplegadas en guerrillas.
Tal como una encendida fortaleza
el ocaso se vuelve una pavesa
entre humo, sangre, y oro, y seda, y raso;
y parecen las épicas palmeras
un tropel victorioso de banderas
en marcha, sobre el mar, hacia el ocaso.



Ricardo Miró, nació en Panamá el 5 de noviembre de 1883 y murió en Panamá el 12 de marzo de 1940.

Parte de su obra:

Preludios, 1908. Los Segundos Preludios, 1916. La Leyenda del Pacífico, 1919, Versos patrióticos y recitaciones escolares, 1925. Caminos Silenciosos, 1929. El Poema de la Reencarnación, 1929. Antología Poética (1907-1937).  Antología poética, Guatemala, 1951. Antología poética, Panamá, 1976. Poesía Selecta, Prólogo de Elsie Alvarado de Ricord, Editado por La Academia Panameña de la Lengua 1984.
Dos novelas cortas corta: Las Noches de BabelFlor de María.




Rogelio Sinán
Resultado de imagen para rogelio sinan

EL HIJO PRÓDIGO

Lamiendo tierra, arena, raíces y bozafias,
tumbo a tumbo el origen precipítase el río.
Los oros del poniente despilfarró en cabriolas
de ondulante premura por liquidar su opimo
caudal de margaritas y alas de mariposa.
Vuelve enjuto, lodoso, pordiosero de estío,
y, añorando caricias de paternales alas,
arrójase en el seno del Mar, arrepentido.

 

Rogelio Sinán nació en la Isla de Taboga el 25 de abril de 1902.su nombre verdadero es Bernardo Domínguez Alba, fue conocido por el seudónimo: Rogelio Sinán. Falleció en la Ciudad de Panamá el 4 de octubre de 1994.

Parte de su obra:

Poesía: Onda, Incendio, Semana Santa en la Niebla, Saloma sin salomar y Poesía Completa de Rogelio Sinán.
Cuentos: A la Orilla de las Estatuas Maduras, Todo un conflicto de sangre, Dos aventuras en el lejano Oriente, La Boina Roja y cinco cuentos, Los Pájaros del sueño, Cuna Común, Cuentos de Rogelio Sinán, Homenaje a Rogelio Sinán Poesía y Cuento, El Candelabro de los malos ofidios y otros cuentos. Novela: Plenilunio y La Isla Mágica. Teatro Infantil: La Cucarachita Mandinga, Chi Quilanga, Lobo go home. Ensayo: Los valores humanos en lírica de Maples Arce.

 


Darío Herrera

Resultado de imagen para dario herrera+poeta panameño

CAMPESTRES

I

Campo. La primavera. El sol levante.
Clámide de la noche peregrina
Cual tejido de magia, la neblina
Se deshace en la atmósfera radiante.

Cortando el horizonte, que distante
Describe su parábola azulina,
Ondula en la planicie la colina
Como plasmado lomo de elefante.

Allí la casa y el bobino hato
Del labrador robusto, que al empeño
De su labranza se apercibe grato;

Y que esquivando el amoroso sueño,
Al verde campo se dirige al rato
De arado y bueyes conductor risueño…

II

La tarde se adormece en la llanura;
rojizo el horizonte se destaca
bajo la luz crepuscular, ya opaca
en cada agrupación de la verdura.

La vespertina claridad perdura,
Fingiendo una labor de fina laca,
En el espacio cóncavo, que es placa
Donde pintan las formas su hermosura.

La noche se condensa en el contorno
Del silencioso campo. De retorno
Hacia la casa van con lento paso

El labrador y sus pacientes bueyes;
Y son, yunta y el hombre, únicos reyes
De aquellas soledades del ocaso…


Darío Herrera, Panamá, 18 de julio de 1870 – Valparaiso, Chile junio de 1914
 
Parte de su obra:

Horas Lejanas, publicada en los primeros meses de 1903 en Argentina, “Lejanías”, en 1971, Publicación póstuma. En Buenos Aires, en La NaciónEl Mercurio de América El Diario; en Méjico, en El Imparcial y El Mundo Ilustrado, en Méjico se destacó Horas Lejanas, Baja la lluvia; en Cuba, en La Habana Elegante y El Fígaro; en El Salvador, La Quincena dedicó uno de sus números a la publicación de sus versos y de retazos de su prosa; y en otros países como Chile, Perú y Guatemala colaboró en diferentes diarios y revistas. En Panamá, su participación fue continua en la prensa y revistas periódicas como Nuevos Ritos y El Heraldo del Istmo



Amelia Denis de Icaza
Resultado de imagen para amelia denis de icaza

 AL CERRO ANCÓN

Ya no guardas las huellas de mis pasos,
ya no eres mío, idolatrado Ancón.
Que ya el destino desató los lazos
que en tu falda formó mi corazón.
Cual centinela solitario y triste
un árbol en tu cima conocí:
allí grabé mi nombre, ¿qué lo hiciste?,
¿por qué no eres el mismo para mí?
¿Qué has hecho de tu espléndida belleza,
de tu hermosura agreste que admiré?
¿Del manto que con recia gentileza
en tus faldas de libre contemplé?
¿Qué se hizo tu chorrillo? ¿Su corriente
al pisarla un extraño se secó?
Su cristalina, bienhechora fuente
en el abismo del no ser se hundió.
¿Qué has hecho de tus árboles y flores,
mudo atalaya del tranquilo mar?
¡Mis suspiros, mis ansias, mis dolores,
te llevarán las brisas al pasar!
Tras tu cima ocultábase el lucero
que mi frente de niña iluminó:
la lira que he pulsado, tú el primero
a mis vírgenes manos la entregó.
Tus pájaros me dieron sus canciones,
con sus notas dulcísimas canté,
y mis sueños de amor, mis ilusiones,
a tu brisa y tus árboles confié.
Más tarde, con mi lira enlutecida,
en mis pesares siempre te llamé;
buscaba en ti la fuente bendecida
que en mis años primeros encontré.
¡Cuántos años de incógnitos pesares,
mi espíritu buscaba más allá
a mi hermosa sultana de dos mares,
la reina de dos mundos, Panamá!
Soñaba yo con mi regreso un día,
de rodillas mi tierra saludar:
contarle mi nostalgia, mi agonía,
y a su sombra tranquila descansar.
Sé que no eres el mismo; quiero verte
y de lejos tu cima contemplar;
me queda el corazón para quererte,
ya que no puedo junto a ti llorar.
Centinela avanzado, por tu duelo
lleva mi lira un lazo de crespón;
tu ángel custodio remontose al cielo...
¡ya no eres mío, idolatrado Ancón!


Amelia Denis de Icaza, nace en Panamá en noviembre de 1828 y muere en Nicaragua el 16 de julio de 1911.

Parte de su obra:

Su poema "Al Cerro Ancón", en un libro póstumo, Hojas secas, se reflejan:  "El crimen social", "Por fin fui rico", "El trabajo" y otros. En 1879 escribe "A la estatua de Colón". "A la muerte de Victoriano Lorenzo", "A Panamá”, "Patria" (1902, y "A Chile y Perú" (1880.


martes, 17 de enero de 2017

CATORCE VERSOS, Favio Ceballos, Cnel. Baigorria, Santa Fe, Argentina

Resultado de imagen para mano extendida
Imagen de: glossy-forever

CATORCE VERSOS

En el hueco menudo de una mano
La verdad, yace junto a la mentira.
Monedas de un mundo que delira
Niegan pan a la boca del hermano.



Si se cierra la mano ya es el puño.
Si por manos de Dios se hizo todo
Que se abra la mano y de ese modo
viva libre la luz que en verbo Acuño.

No digas entonces qué estás triste
recuerda ese día en que tuviste
liberación de ser sin comprar nada

Y saca a relucir lo que escondiste
El tesoro sagrado que no diste
A la vida que es prenda enamorada.



©FAVIO CEBALLOS, poeta y escritor argentino

MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA 

¿POR QUE LA NAVIDAD SE CELEBRA EL 25 DE DICIEMBRE?, Antonio Las Heras, Buenos Aires, Argentina

Resultado de imagen para 25 de diciembre


¿POR QUE LA NAVIDAD SE CELEBRA EL 25 DE DICIEMBRE?
Por Antonio Las Heras

El 25 de diciembre de cada año festejamos la Navidad, que representa la “Natividad del Señor”, es decir, la fecha en que se conmemora el nacimiento de Jesús. Pero, en verdad, éste no fue el día en que ocurrió su nacimiento, desconociéndose cuándo ocurrió. La Iglesia de los primeros siglos aceptaba desconocer esa fecha, incluso el año, y algunos pontífices llegaron a castigar con pena de excomunión a quienes se atrevieron a proponer alguna.
Hay cuestiones científicas que aseguran la imposibilidad de que Jesús naciera en pleno invierno. El frío de aquellas zonas no permitía que hubiese pastores cuidando a sus rebaños, ni que algún niño naciera en una cueva como lo afirma Lucas en su Evangelio. Todos hubieran muerto congelados. Se deduce que – dados tales datos – Jesús naciera entre marzo y junio; esto es: en la primavera boreal.
La elección del 25 de diciembre la estipuló oficialmente el Papa Liberio en el año 354 para superponerla al inicio de las tradicionales celebraciones paganas del Solsticio de Invierno.
Tampoco nació en el año cero. Error de Dionisio el Pequeño – también llamado “el Exigüo” – monje del siglo VI, padre de nuestro calendario, quien, según los especialistas en el tema y de acuerdo a mis propias investigaciones, equivocó sus cálculos en, aproximadamente, siete años al datar el reinado de Herodes I el Grande, por lo que dedujo que Jesús hubo nacido en el año 753 desde la fundación de Roma. De modo que Jesús habría nacido siete años antes.
Lo que debemos destacar es que la elección del día de nacimiento no fue casual. El emperador Constantino aconsejó a los cristianos la fecha del 25 de diciembre porque coincidía con la gran fiesta pagana dedicada al Sol. En Roma se celebraba el “dies natalis Solis invicti” (“día del nacimiento del Sol invicto”) que representaba la victoria de la luz sobre la noche más larga del año (clara alusión al Solsticio de Invierno). Esta explicación se basa en que la liturgia de la Navidad y los cristianos de la época establecían un paralelismo entre el nacimiento de Jesús y algunas expresiones bíblicas referentes a él tales como “sol de justicia” (Mateo 4, 2) y “luz del mundo” (Juan 1, 4).
Hay algunos datos más llamativos que resaltar. El cristianismo de aquella época estaba en franca “competencia” con los tradicionales ritos paganos, muy arraigados en la población; especialmente con los que se efectuaban entre el 24 y 25 de diciembre en honor a Dionisios (divinidad del vino, la fecundidad y la muerte); al nacimiento de Eón en Alejandría; a Osiris y, según la leyenda, también en esa fecha las aguas del río Nilo poseían el poder de curación otorgado por los dioses.
La fecha del Solsticio de Invierno (en el hemisferio boreal que corresponde al Solsticio de Verano del hemisferio sur) ha sido de tanta trascendencia para las distintas culturas, religiones y tradiciones que resulta suficiente destacar el hecho de que prácticamente a todos “los grandes maestros de la Humanidad” se les atribuye haber nacido de una madre virgen y un 25 de diciembre. Así tenemos nacidos el 25 de diciembre a Atis, de la virgen Nana; Buda, de la virgen Maya; Horus, de la virgen Isis (en un pesebre y una cueva); Krishna, de la Virgen Devaki; Zoroastro, también de una virgen; y Mitra (la figura más relevante en cuanto a culto de esa época), de una virgen, en una cueva, siendo visitado por pastores que le llevaron regalos. Esto, entre muchas otras similitudes más que coinciden con las etapas míticas de la vida atribuida a Jesús.

©ANTONIO LAS HERAS, poeta y escritor argentino
MIEMBRO ASESOR CULTURAL DE ASOLAPO ARGENTINA

Nota: Antonio LAS HERAS es doctor en Psicología Social (1989) y Magister en Psicoanálisis 
(2011) de la Universidad John F. Kennedy. Visitó todos los lugares de Medio Oriente donde, 
según los evangelios canónigos, estuve Jesús e inclusive pasó la Nochebuena en Belén. 
Es autor de JESUS DE NAZARETH, LA BIOGRAFIA PROHIBIDA 
(Ediciones Nowtilus, Madrid) y de SOCIEDADES SECRETAS: MASONERIA, 
TEMPLARIOS, ROSACRUCES Y OTRAS ORDENES ESOTERICAS (Editorial Albatros, 
Buenos Aires) libro que obtuvo la Faja Nacional de Honor en el Género Ensayo de la 
Sociedad Argentina de Escritores (SADE) Dirige el Instituto de Estudios e Investigaciones 
Junguianas de la Sociedad Científica Argentina y preside la Asociación Argentina d
e Parapsicología. e mail: alasheras@hotmail.com Twitter: @LasHerasAntonio




NAVIDAD, 2016, Teresinka Pereira, EE.UU

Resultado de imagen para navidad 2016


NAVIDAD, 2016

Bebamos una copa navideña
junto a los que amamos,
deseando que en la distancia
nos celebren los ausentes.

Rompamos el espacio del aire
y en la pompa del amor
exprimamos dulcemente
una centella de felicidad
por este ensueño que es la vida
y que vale más que los rubíes
y diamantes y hasta más
que el oro y las rosas que recibimos.

La Navidad es una bendición
poderosa, que nos une
a todo el mundo triunfante
en armonía.

¡Que en esta Navidad del 2016
tu corazón se llene de felicidad!

 Teresinka Pereira

 ..........................
NATAL
2016

Vamos beber o vinho natalino
junto aos que amamos
desejando que na distância
nos celebrem os ausentes.

Rompamos o espaço do ar
e na pompa do amor
exprimamos docemente
uma centelha de felicidade
porque este sonho que é a vida
vale mais que os rubis
e diamantes, e até mesmo que
o ouro e rosas que recebemos.

O Natal é uma poderosa bênção
que nos une a todo o mundo
em triunfante harmonia.

Que este Natal de 2016, 
seu coração esteja 
cheio de felicidade!

©Teresinka Pereira, poeta y escritora de EE.UU
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA


EL HOMBRE “ENCHUFADO”, Ángel Medina, Buenos Aires, Argentina
























EL HOMBRE “ENCHUFADO”

El hombre es un ser complejo, pues conviven en él diversas personalidades. Está la que él muestra y cree tener y que le acompaña a diario. La de su propia máscara.  La del actor que interpreta un papel. En boca de Balzac, fingimiento, comedia, rutina.  También, la  del que desearía ser- de forma más o menos consciente-, sueño, proyección, según Calderón.  Y  la que de él percibe los otros. Así, pues ¿cuál es la real? ¿Vivimos o somos vividos, como decía Freud?
Hay hombres  que agonizan en su propio desierto. El oasis está próximo, tan cerca que ni siquiera lo perciben, pues está dentro de ellos. Bastaría con que prestasen atención a la voz interior para que la máscara fuese derritiéndose.
Y sin embargo, prefieren convivir con el anonimato. No el anonimato de lo escondido y lo humilde, sino en el del oscurantismo autoimpuesto, quizá por aquello de que es mejor ignorar que comprometerse. Por eso, la sociedad corre el riesgo  de caminar hacia una nueva versión del hombre. El hombre anónimo. El hombre desesperanzado. El hombre aturdido que no razona  por él sino que lo hace movido por un impulso ciego que proviene de la información almacenada desde el exterior, bien sea la que acumula de  lecturas que no asimila, o el bombardeo constante de los medios de comunicación. Y siéndole más cómodo no complicarse, vacía su pensamiento, teniendo como todo juicio la ausencia del mismo. Todo lo cual le lleva a desvincular la realidad con su yo auténtico, entreteniéndose con sustitutos externos para evadirse, obteniendo el ruido como silencio. 
¿Quién es este hombre?
El retrato robot puede servir de carta de presentación.
Busca la compañía solitaria o la incomunicación acompañada por una multitud invisible, con la diferencia que puede oírles e incluso verles, pero no tocarlos. Es lo que el aliento a la voz: palabras ahuecadas que se llevan las ondas y aterrizan en múltiples partes. De lo personal a lo colectivo y de la masa a la soledad. En el fondo es lo que busca: el descompromiso. La desconexión de sí mismo, anclado en un multiplicador, rehuyendo cualquier nudo gordiano que le ate a su yo, sujeto a infinidad de hilos, con la facilidad de poder deshacerlos apretando un simple botón; mejor aún: dejando de oprimirlo.
Es el modernismo del momento.
Este hombre no gusta de enfrentarse consigo. Se asemeja a una suerte de huésped cuya alma es presa de su envoltorio, sin alcanzar a obtener consciencia de ella misma.
Entre la percepción de lo que debe ser y lo que han elegido los otros, no permite que desde el exterior penetre en su interior aquello que le pueda empujar a la reflexión. A querer entendérselas con su propia identidad,  y todo lo que le pueda hacer discernir acerca de quién es realmente es relegado de inmediato y ocupa su lugar lo banal, lo efímero, lo que teje el entretenimiento sin más moraleja, abonándose a lo ramplón y a lo insulso, viniendo a ocupar su mente el cosmos universal  que proviene de sus proveedores de ideas. Y a base de no  cavilar, uno de los hemisferios de su cerebro se va atontando, obnubilando, a la usanza de las maquinitas  aritméticas, que con tanto uso, el que la soba acaba por perder cualquier facultad de cálculo personal y  termina contando con los dedos. Todo lo cual abona aquel  slogan  de un anuncio de detergentes, tan desafortunado en su expresión como afortunado por la realidad: “usted no piense, nosotros lo hacemos por usted.”
Así, con el tiempo acaba convirtiéndose en parte de la robótica social. Y por mucha precisión que pueda tener un engendro, es bien sabido que carece de sensibilidad al adolecer  de alma. ¿Dónde situar lo anímico si ni siquiera tiene constancia de ello? ¿Dónde la racionalidad, cuando no gasta neuronas?
Él, animal como el resto de las criaturas, progresivamente va haciendo algo revolucionario: alterar su naturaleza. Pues, en tanto que una fiera es incapaz de abandonar su estado primitivo, sin embargo él puede modificarla sustancialmente, y alejándose de su ser persona, deteriorar su sensibilidad progresivamente por el vaciamiento de los sentidos, convirtiéndose en un hombre no-pensante, sin religamiento a lo superior, terminando en un ser tele-dirigido.
Por eso, se enchufa a una cosa llamada sistema operativo, convirtiéndose al final en una especie de parte del cableado al más puro estilo “Matrix” y como último invento al “Whatsapp”  (= ¿qué es esta aplicación?). A cualquier hora del día y de la noche es necesario estar conectado para ser.
Desconectar para conectarse. That is the question. No prestar tal grado de atención, que se convierte en adición a los modernos medios de interrelación social; tener espacios para poder regar la mente con agua que  obre el milagro de producir semillas de pensamientos de mayor calado;  desechar tanta información desinformadora que terminan por embotar el conocimiento.
Y más allá de ello, después de ponerlo en práctica, preguntarse. Sí, preguntarse.  Doblemente. Primero, interpelándose  con aquélla frase de los Beatles” ¿Qué hace un chico como yo en un lugar como éste? O lo que vendría a ser lo mismo: ¿Puedo ser yo mismo, dejándome sustituir por los demás? Y luego, vaciado de lo de fuera y acongojado por lo que vislumbra  dentro, decirse: “¿Hacia dónde dirigir mi razón y mi voluntad para recuperar el rumbo? De lo limitado a lo infinito. El cielo como montera.
Por ello, se impone recuperar el “yo” perdido y abandonar tantas  clavijas. De no hacerlo es muy fácil caer en la definición de hombre masa. Y lo peor de todo, sentirse. ¿Eres? ¿Somos? La medida está en la dependencia a las conexiones.

©ÁNGEL MEDINA, Buenos Aires, Argentina
MIEMBRO DE ASOLAPO ARGENTINA


ATRAVEZAR LA LINEA DE FUGA, Estela Porta, Tafí Viejo, Tucumán, Argentina


Resultado de imagen para pajaro cantando



















ATRAVEZAR LA LINEA DE FUGA

atravesar la línea de fuga
o la línea de plumas
es yacer en el vuelo abierto
abierto

es preciso el milagro del gorjeo
que invente el pan al niño
y se haga agua en el sediento
paloma de la Paz en la línea de fuego


©ESTELA PORTA, poeta y escritora argentina
ASESORA CULTURAL de ASOLAPO ARGENTINA
en Tafí Viejo, Tucumán, Argentina,
(de hilos de la Historia…, 2016.”