bienvenidos

bienvenidos

sábado, 18 de enero de 2020

LA ESENCIA ROTA, Jerónimo Castillo, San Luis, Argentina


Resultado de imagen para esencia rota



LA ESENCIA ROTA


Desarropado espíritu que flota
desde la sombra en carne disfrazado,
me conmueve las ansias y el costado
si me dicta su pócima de nota.

Cariño imperdonable que se anota
con languidez de viento desatado
hacia la estancia en un sutil atado
que en pústulas internas siempre brota.

Si quiero remediarme del estado
con que se asfixia la inquietud ignota
cada vez que presumo de ignorado,

vuelvo a gustar los aires de derrota
con exquisito estar ilusionado,
y encuentro en este andar la esencia rota.

JERÓNIMO CASTILLO, poeta y escritor argentino
MIEMBRO HONORIFICO DE ASOLAPO ARGENTINA




ADELANTE, Hilda Schiavoni, Inriville, Córdoba, Argentina

Resultado de imagen para MIRAR LA VIDA CON LA FRENTE ALTA



ADELANTE

Levanta la frente
y mira la vida.
Recubre la mente
con una fortaleza de piedra
y deja
el corazón palpitante
dentro de la corriente efervescente.
Todo toma la dimensión
del canto del grillo
o de los anillos
de la semilla de alfalfa
fruto-aroma-color.
Todo pasa por
círculos concéntricos
que se diluyen
para dar lugar
a otras ondas.
Todos labramos
nuestra propia estatua,
de arena, de greda, de sal
o del ser intermitente
que mira más allá del mar,
mientras el azul grandioso
modela la luz en perfume,
en abono,
en fuerza vital.
Nada, jamás,
entorpecerá
tu destino inmortal.
Levanta la frente
ante los siglos que esperan.
Camina recta
y nadie impedirá
que llegues al final.
con aspiraciones de gorrión

HILDA SCHIAVONI, poeta y escritora argentina
MIEMBRO HONORIFICO DE ASOLAPO ARGENTINA



NO SER MAÑANA, NI AYER , Luz Samanez Paz, Cusco, Perú


Resultado de imagen para luz samanez paz



NO SER MAÑANA, NI AYER 

Todo suavemente sube sin amarras,
como un ruiseñor lleno de espumas
o como un jazmín cerrado al dolor.
Agua fresca, ardientes luceros,
rosas encarnadas i estrellas plateadas...
 
¿Quién ha abierto en mi alma,
ventanas misteriosas?
¿Quién iza en tus ojos,
un pájaro desierto?
Entre una flor i un vuelo, 
no ser mañana, ni ayer.
 
Desnudo velo misterioso,
vas abriendo con suspiros...
tu celeste camino,
tibio de ausentes palomas.
 
Mientras tu río rizado pasa
i el coro de sus espumas,
mis versos lleva i pregona...
cantando de mis poemas,
sus rondas enamoradas.
 
Para volver luego 
con una tierna corona,
donde ríen las abejas
dentro de las amapolas.
 
Una corona de versos,
que mis lágrimas decora
i no ser mañana, ni ayer.
 
 
 ©LUZ SAMANEZ PAZ, Presidenta de ASOLAPO Internacional, desde Cusco, Perú


EL MIMO, Yolanda Elsa Solis, Barcelona, España


Resultado de imagen para el mimo



EL MIMO

Caminar por el Paseo de Gracia, es un constante descubrimiento… En dirección a la Plaza Catalunya, cuesta un poco más, el camino se va empinando… a la vuelta es bajar casi apurando el paso… En las plantas bajas, casi todos los edificios tienen salones comerciales pero alzando la vista se ven artísticas rejas y balcones con la historia particular o colectiva, de sus ocupantes.
Dan pena, algunos balcones desnudos de flores y plantas, pero aún más, los tallos resecos que acompañan casi siempre a una hipotética situación de abandono… Ya sea de inquilinos o por la clara imagen de alguien, que ya no tiene la hermosa ilusión de cuidar una planta, atisbar sus pimpollos y una tarde de primavera, asistir al deslumbrante espectáculo de casi percibir el rayo de sol, que apresura la plenitud de su paso a una rosa aterciopelada
Cada rostro que se cruza en el camino es una historia. Las jóvenes con los últimos adelantos de la moda, recorren las casas con escaparates coloridos y maniquíes luciendo lánguidamente los últimos modelos de París, quizá auténticos, quizá copiados hábilmente por alguna modista ingeniosa.  Grupos de turistas chinos, siguiendo el paraguas en alto de la guía catalana, últimamente guiándolos a través de un micrófono sujeto en su pecho. Hasta hace poco, se reunían en corrillo, hasta que ella les relataba historia o arte como complemento de cada monumento o casa, fuente o museo…
La pareja de ancianos, abrigados y lentos, tomados del brazo hasta entrar en la cafetería.
El ama de casa, con su carrito para el mercado, la anciana, paseando a su perrita, los pianistas, en la plaza frente al Banco, con su bote a medias tendrán que seguir unas horas más, para poder comer una tapa cada uno…...Frente a la terraza de la plaza del Pino, hay un artista de oficio que con solo caminar en veinte metros, primero despierta la curiosidad de la gente, simplemente caminando con su bombín y una especie de smoking… De pronto, comienza a caminar muy junto de alguna pareja o señora sola, o familias con niños… Sólo como buen mimo, imita alguna particularidad del elegido,  con infinito respeto sin ningún movimiento o mirada hacia  quien acompaña, lo saluda respetuosamente haciendo un ademán hacia su sombrero… La gente, de la terraza, ya va sonriendo… El mimo, elige ahora a otro caminante, imita su modo de caminar o ademán de llevar al perrito, o sacándose el smoking a medias… Allí, deja al elegido, que sonriendo se aleja… Dos jóvenes alemanas entran sin saber de qué se trata al ámbito de actuación del mimo… Inmediatamente, él se acerca (con las sonrisas ya del público), detiene su paseo al notar las risas y aplausos de los que están en las mesas… El mimo, calculando los tiempos, sabe que llegó el momento de saludar con su bombín, al mismo tiempo que se acerca al público con una sonrisa y recoge artística y elegantemente, una lluvia de euros… 

©YOLANDA ELSA SOLÍS MOLINA, poeta y escritora argentina
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA

ABSURDO, Teresinka Pereira, Ottawa, Canadá

Resultado de imagen para desierto




ABSURDO

Los mayores pecados
bajo el poder
de la igualdad.
La naturaleza mutilando
las criaturas
¡ y esperando su amor!

En el agua, en el cielo,
en medio de la calle
un incendio de dolores:
el alma bendiciendo
la noche, los labios
incontenibles, sellando
la poderosa ignorancia.

¡ Coraje!
Atacar el absurdo desierto
sería evidencia
de frustración.

TERESINKA PEREIRA, poeta y escritora brasileña
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA



ENCUENTRO CON UNO MISMO, Antonio Las Heras, Buenos Aires, Argentina


Resultado de imagen para encuentro con uno mismo



ENCUENTRO CON UNO MISMO 

¿Por qué sería útil indagar en lo pasado?
Alcanza, apenas, el tiempo para vivir
                                   un presente pleno
con que edificar esos misteriosos cimientos
que conducen hacia el futuro intuido, deseado.

De nuestro destino somos artífices
realizado sin arena, ni cal, ni argamasa
hasta que tenga lugar, y es inevitable,
tanto aquello que con fortaleza se ha hecho
cuánto lo que, por cobardía, nos fue negado.

Puebla de los Ángeles (México), 28 de enero de 2017

ANTONIO LAS HERAS, poeta y escritor argentino
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA




AMIGOS, ENEMIGOS, Salomé Moltó, Alcoy, Alicante, España

Resultado de imagen para tipos de terapia para ancianos



AMIGOS, ENEMIGOS

Asistimos, con toda normalidad a las clases de terapia, un grupo de gente diversa, que nos exponen sus problemas; personas que forman parte de nuestra sociedad, pero que no sabes de sus inquietudes y demás problemas que los angustian, hasta que se expresan.
En estas sesiones te das cuenta de la cantidad de problemas, decepciones y sufrimientos que las asisten. Veo a aquella simpática señora con la que coincido en la compra, en el mercado, de aquella otra, que pasaba por los pasillos del supermercado con los nietos, de otra que se apresura a coger el autobús pues se marcha al hospital, su hijo ha sufrido un accidente. Sí, la vida sigue y el sufrimiento diverso, está presente.
De joven pensaba que las personas, de una cierta edad tenían que ser, por fuerza, más felices, pues se habían superado muchos problemas y dificultades, tales como trabajos difíciles, criar a los hijos, la hipoteca del piso etc. y con el tiempo transcurrido, deberías decir: “misión cumplida, mis hijos ya están criados y tienen edad para hacer frente a la vida por sí mismos” Sí, pero la vida no les da “caramelos”, más bien lo contrario, sus derechos, sus oportunidades cada día más machacados y poco a poco eliminados, por eso no es de extrañar que los hijos se queden más tiempo en casa de los padres. La sociedad no les da oportunidades a pesar de su buena preparación
Y entonces, para los mayores, ya es tiempo de disfrutar debidamente y a su tiempo, de la jubilación. Recuerdo que algunas personas de la generación de mis padres, me daban envidia pues se habían jubilado y con, la experiencia alcanzada, podían disfrutar de lo que no les había sido posible durante la juventud.  Sí, aquella generación de posguerra con doce horas de trabajo diarias y unas cuatros más, complementarias, no para poder llegar a fin de mes, sino, para dar de comer a la familia.
Elemental planteamiento, pues cual golpe de viento que sacude el ventanal, la vida no deja de golpearte, con una fuerte sacudida  o a veces, con una serie de ellas, pero constantes y duras y ahora con menos fuerza la angustia es superior. Así que los jubilados no son más felices, mi disfrutan de la vida de mejor manera, no pocos tienen que cuidar de los nietos y ayudar a los hijos económicamente.
Esa pareja de jóvenes que se enamoran, se casan y se aprestan a vivir juntos para siempre y que puedan llegar juntos hasta la vejez, pero cincuenta años después del “si quiero”, ahora pasan la vida enfrentados el uno al otro, vigilando y exigiendo que cada cual cumpla su parte de obligaciones. Mi vecina dice que hay que negociar, incluso con el marido (?)
¿Qué pasó de ese amor que los unió? ¿los avatares a los que tuvieron que hacer frente eliminó todo afecto? A veces me pregunto si el ser humano es capaz de preservar el amor a pesar de los inconvenientes y las frustraciones a les que se deber hacer frente todos los días ¿La convivencia conserva el amor o lo elimina? Quizás haya que ir aprendiendo de las cosas, según los cambios que la vida te repara.
Tocándome el hombro una viejecita me dijo: “¿me puede dejar pasar delante? he dejado a mi marido solo en casa”  estábamos en la cola de la panadería “por supuesto” le respondí. Pidió un pan y mientras se lo daban me habló de su marido con cerca de noventa años y que cuidaba con mucho esmero. No dije nada, pero la dulce impresión que me causó aquella anciana se me quedo, para siempre, grabada en la memoria y me reproché ser tan pesimista en los asuntos de convivencia, tan comunes a todo el mundo, porque, la verdad, veo más cosas malas que buenas y eso me acojo...perdón me acompleja.

SALOMÉ MOLTÓ, poeta y escritora española
MIEMBRO HONORIFICO DE ASOLAPO ARGENTINA
                                                                                                                                                     


EN BUSCA DEL POEMA, Luis Alposta, Buenos Aires, Argentina

























EN BUSCA DEL POEMA


Se instala en su vigilia
como un sueño
Un rumor inconsciente
sugiere un primer verso
Las palabras aguardan
Es búsqueda
emoción
sensación de extrañeza
de no ser o ser otro
La subjetividad
huellas del inconsciente
el ritmo
y la expresión desnuda
Lo familiar
lo ajeno
manifiesto y oculto
La metáfora
Lo poético
piensa
no reside en lo obvio
Rozar lo cotidiano
y sorprendernos
Ordenar lo complejo
profundizar en él
hasta dar con su esencia
y buscar que se rinda

LUIS ALPOSTA, poeta y escritor argentino
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA