bienvenidos

bienvenidos

domingo, 27 de julio de 2014

NACE UN NUEVO LIBRO: "El lado de los Tarcos" de Estela Porta, Tafí Viejo, Tucumán, Argentina



DEL LADO DE LOS TARCOS
      Cada día, ellos libran su batalla. Por suerte, la vida los parió artesanos, artistas, labradores, maestros, magos y cuando el vendaval hace tambalear o derriba los tarcos, sus manos amasan la nada y vuelven a crear el mundo, como la primera vez, el primer hombre, la primera mujer y la manzana.



LA TOMA DE AGUA*
      Todo el sol en su cabeza. Con llagas en los botines, ya iba llegando. Los pájaros poemaban la cintura del día. Apresuró el paso. Toma de Agua, decía el cartel en letras azules. Cuando la tuvo cerca, ese único ojo aturquesado en la piedra le hacía guiños, bésame decía el agua en su rumor, su desnudez lo turbaba. Y la besó, la besó, la besó. Más tranquilo, se sentó bajo la sombra de un nogal a contemplar la danza de esa silueta transparente. Así lo halló Chavarría**, el Tomero, al día siguiente. Lo mató la insolación, dijo el médico. El agua ríe y él sigue atrapado en la eternidad de la orilla.



EL BESO
      Por el humo invisible de su chimenea, día a día, exhalaba el Gigante* sus sueños de grandeza: el Tren Presidencial, gestado en sus entrañas, y el Tren Alma, que llegó con heridas sobre su piel blanca y partió estrenando una ilusión, y el tren de la vida dormida hasta que un beso, una Palabra, muchas manos hoy…

*El Gigante: metáfora para designar a  losTalleres Ferroviarios de Tafí Viejo, que funcionaron desde 1910 (en la década del 50 llegaron a ser los más grandes de Latinoamérica con 22 hectáreas ocupadas y unos 5.663 empleados) hasta 1980 en que cerraron sus puertas. Posteriormente fueron reabiertos en 1984 y en 2003. Fuente: Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo 100 años.



NADIE
      Sin nombre ella, la limonera (le dice el pueblo). Puerta por puerta, $3 la docena y tres de yapa. No la bolsa, le pesaban los años en su espalda. Su cargamento de soles no pudo calentarla más. Invierno del alma. Esa tarde, ella fue lluvia y llovió su hielo sobre el banco frío de la plazoleta. Su último lecho. Los limones de la bolsa seguían rodando por el suelo…



INMIGRANTES I
      Llegó con su cargamento de ilusiones y de miedos. Con sus manos fuertes. Una voluntad que nadó un océano. Y se enamoró de esta tierra negra. Andar y desandar los surcos. Las semillas cayendo de los dedos. El sol dibujaba pentagramas en su piel y él cantó el himno a los primeros brotes. Tantas lunas velaron su desvelo. Don Manolo, el gallego, murió de pena cuando la primera carrada de limones partió para el mercado.



INMIGRANTES II
      A cara o cruz todos sus sueños. Diseñar su nueva vida sobre un papel de moldes nacarado llevó su tiempo. Con una tijera gigante lo recortó a su medida. Primero hilván flojo, luego costura a mano, artesanal su mundo, como los trajes para il cavaliere. La sastrería le sonreía. Pero. A través de cada ojal veía a su Italia, el tío Gigio.





SI ME INSTALO EN TU AUSENCIA
      te recuerdo. Las páginas de Cortázar anunciaban el final del juego cuando el grito de penal abrió un pozo en el corazón. Partido celeste y blanco, patria en juego y los dedos cruzados sobre el pecho. La pelota milagrosa agujerea la red, ruge el suelo y en un goooooooool estirado se desborda el océano de banderas. Es cuando los cronopios y las famas abrazados se instalan en tu ausencia y me recuerdan que por penal contundente, un simple tiro penal al corazón, en la avenida de los tarcos, te gané el mundial. 



2 DE ABRIL
                                     Al Cabo 1° Oscar Alberto Quipildor, héroe taficeño, in memoriam.

       Todo blanco. El hielo, el mármol, el recuerdo de ese otoño innombrable, con tanto miedo anudado en el pecho. Partió con un coraje inusitado, pero que no le alcanzó para volver. Hieren las agujas del Atlántico, “Caído en combate”, hieren las palabras sobre la piedra. Caído por la Patria. Hay un corazón de madre y un corazón de pueblo que sangran todavía.


N.N.
                        A la memoria de  taficeños y no, desaparecidos en la última dictadura militar argentina.
                                                                
      Y cuando ya no le quedaba qué perder, se apropiaron de su nombre y de su muerte.


FUNDACIÓN
      Cuando te hieren los cristales de la muerte y sus mil caras y el dolor es tan intenso que te instala en el infierno, anotaba la escritora, hay que tejerse alas y derechito hacia la luz; quedarse ciega, oler l'amor che move il sole e l'altre stelle* . Y balbucear todo de nuevo, porque somos lenguaje y tiempo, escribía. Era domingo y Tafí Viejo.



  
DEL LADO DE LOS TARCOS II
      Del lado de los tarcos, el cielo y el infierno cotidianos. -La alegría y el dolor de parir la vida cada día, repetía parsimoniosa la Nina Velárdez, con el mate con poleo entre las manos.






(C) ESTELA PORTA
Poeta y escritora de Tafí Viejo, Tucumán, Argentina

MIEMBRO ASESOR CULTURAL DE ASOLAPO ARGENTINA 
por TAFÍ VIEJO, TUCUMAN

2 comentarios:

  1. ¡Felicidades! Todo el éxito para vos, cariños

    ResponderEliminar
  2. Es como entrar en una gruta habitada por personajes reales, entrañables, conocidos desde nuestros propios recuerdos...Cada uno de ellos, es un protagonista de nuestras tierras devastadas, innombrables, vergonzantes porque representan la responsabilidad que eludimos, la mirada que apartamos, la memoria que hemos borrado....Una fiel estampa de una Historia desgarradora.
    Una verídica y oscura historia de una profundamente valiosa Poeta y Escritora de TafíViejo-Tucumán-Argentina.

    ResponderEliminar